Suspender elecciones en Venezuela

Juan Carlos La Torre, presidente de la organización, advirtió que a partir del 20 de mayo la crisis de Venezuela se agravará si no se suspende el "simulacro" electoral La Organización Demócrata Cristiana de América (ODCA), la internacional política más grande del continente conformada por más de 34 partidos políticos de 21 países americanos, emplazó al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, a suspender la jornada de elecciones del 20 de mayo.

Juan Carlos La Torre, presidente de la organización, advirtió que a partir del 20 de mayo la crisis de Venezuela se agravará si no se suspende el “simulacro” electoral. “Insistir en esta suerte de pantomima electoral, donde se adelantan elecciones rompiendo de forma desleal el esfuerzo de diálogo de República Dominicana, en donde Chile fue un observador y promotor, se inhabilitan candidatos y se proscriben o intervienen partidos políticos, tal cual lo han hecho con nuestros hermanos del partido Demócrata Cristiano COPEI, nos llena de dolor, prácticamente lo han secuestrado para utilizarlo en contra de su militancia en ese circo electoral”, afirmó Latorre.

Recalcó que entre otras acciones la ODCA está respaldando el recurso interpuesto ante la CIDH, hasta lograr  que los símbolos de COPEI les sean devuelto a su militancia y auténticos representantes; “lo que le han hecho a  COPEI y a su presidente Roberto Enríquez, es una  atrocidad, quien lleva más de  un año asilado en la embajada de Chile en Caracas, por una persecución implacable y  abusiva”.

El presidente de ODCA finalizó  exhortando al mandatario  nacional a que recapacite acerca de la jornada del -próximo domingo. “Si Maduro actuara con responsabilidad y sensibilidad suspendería el evento del 20 de mayo. Nos preocupa mucho  Venezuela, es un país con el que nos unen entrañables afectos, verla sometida a las arbitrariedades de un régimen que no respeta las normas, el estado de derecho, y la soberanía del pueblo es algo inaceptable. La comunidad internacional está obligada  a actuar con mucha firmeza, no puede permitirse que hayan regímenes que se protejan en la soberanía para aplastar los derechos humanos de sus pueblos”.